Transición ISO 9001:2015

ISO 9001 puede ser aplicada a todo tipo de organizaciones de cualquier tamaño y las ayuda a poner sistemas y procesos en su lugar para asegurar que la organización este enfocada en comprender y cubrir las necesidades de los clientes.

Para hacer esto requiere que la organización identifique, gestione, controle y mejore aquellos procesos que pueden tener impacto en la satisfacción del cliente.

La nueva versión revisada de ISO 9001:2015, el estándar mundial más popular para gestión de calidad, ha sido publicada. Esta es la primera gran revisión de la norma desde el año 2000, la cual ha sido escrita tomando en cuenta los desafíos a los que actualmente se enfrentan los negocios y las organizaciones de cualquier tamaño y de todo tipo de industria (financiera, manufactura, salud, política, entre otras).

Los cambios a esta norma, son suficientemente flexibles para ofrecer múltiples beneficios a las organizaciones, no solo como una herramienta de gestión de calidad, sino como un marco significativo para la mejora de los negocios, la entrega de eficiencia y la mejora de la satisfacción con sus clientes.

Hay tres áreas clave que se considera tendrán un impacto significativo

Muchos de nuestros clientes reconocen que las normas funcionan mejor cuando están alineadas con las estrategias de negocio de una organización y por lo tanto el rol de la alta dirección en el desarrollo es clave. El mayor énfasis en los objetivos y establecimiento de metas – asegura que el nuevo estándar ponga al Liderazgo en el centro de su pensamiento.

En segundo lugar, todo es sobre integración, una nueva estructura de alto nivel ha sido introducida para asegurar que los diferentes estándares se apoyan unos a otros. Los estándares futuros serán consistentes en su estructura y mejor integrados a ISO 9001 resultando en procesos enlazados y actividades que entregan valor y eficiencia.

Y en tercer lugar es sobre gestionar el cambio en los negocios, comprendiendo los riesgos y desafíos que pueden impactar la habilidad de su organización para cumplir con los requerimientos del cliente y tomar un enfoque preventivo.

Desde enero del próximo año 2016 y hasta finales de 2018, se espera que más de 1.100.000 organizaciones del mundo adopten la nueva versión de ISO 9001.

Según las últimas estadísticas de ISO del año 2014, ISO 9001 está extendida en 138 155 certificados alrededor del mundo y es la norma que continúa estando en el puesto más alto en certificados y países en los que tiene presencia.

En Latinoamérica países como Colombia (14539 certificados), México (7902 certificados), Chile (4514 certificados) y Perú (1076 certificados) destacan por la evolución que han presentado en los últimos años en cuanto al incremento en el número de certificaciones.

Es el tiempo adecuado para adelantarse a sus competidores y aprender acerca del Nuevo estándar. Para las organizaciones que actualmente están implementando

ISO 9001, será necesario revisar los procesos existentes y hacer un Análisis GAP. Una serie de documentos estarán disponibles para explicar los conceptos clave, ayudar a identificar las diferencias y responder las preguntas frecuentes.

Las organizaciones actualmente certificadas en ISO 9001:2008 tendrán un periodo de transición de tres años para certificarse en ISO 9001:2015.

Este cambio significa que las organizaciones más pequeñas, las industrias de servicio y otros negocios no tradicionales encontrarán ISO 9001:2015 fácil de utilizar, en una forma que es apropiada para su tamaño o sector.

Más información en http://www.iso.org/iso/home.html 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *