Determinación de Objetivos

A menudo al término de un año aprovechamos las personas y las organizaciones para determinar los objetivos a seguir para el siguiente ciclo.

Si no tienes un objetivo, es como navegar en medio del océano sin ningúna dirección.

El día de hoy les daremos algunas recomendaciones para establecer objetivos, incluidos objetivos de calidad y estratégicos.

Por ello hablaremos de la estrategia SMART creada en 1981 por el Profesor George T. Dorant. Quien define 5 características las cuales debe contar un objetivo.

Por sus siglas en inglés SMART (Specific, Measurable, Attainable, Realistic, Time-Related)

1. Especific (Específico): el objetivo NO debe ser general, debe ser preciso, si deseas que este enfocado en un área, producto o proceso específico, por ejemplo en ventas, producción, nuevos productos, etc.

2. Measurable (Medible): lo que no se puede medir, no se puede mejorar, aseguraba Peter Drucker. Debemos definir cuánto queremos alcanzar (#, $, %)

3. Attainable (Alcanzable): debe ser ambicioso pero alcanzable. Debemos considerar la capacidad de nuestros procesos.

4. Realistic (Realista): es importante que consideremos los recursos con los que contamos, el contexto y entorno de nuestra organización para definir aspectos que podremos lograr.

5. Time-Related (Tiempo de realización): si no definimos una temporalidad, lo más seguro que ese objetivo lo sigamos postergando a lo largo de mucho tiempo.

Un ejemplo de un objetivo SMART podría ser: Aumentar las ventas en un 15% en nuestra línea de productos «N» en la presentación grande en los próximos 6 meses a través de la web.

Otros aspectos importantes a considerar en la determinación de objetivos es la temporalidad, por ejemplo: corto plazo (6 a 12 meses) mediano plazo (3 años) largo plazo 5 a 10 años).

Autor: M.G.C. Mario Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *