¿Qué es ergonomía?

Ergonomía

Este término fue propuesto por el naturalista polaco Woitej Yatembowsky en 1857, el cual, realizó varios estudios enfocados a la Ergonomía o Ciencias del trabajo, a partir de ahí, hubo varias definiciones, entre ellas nos podemos encontrar con la que estableció Carpenter en el año 1961, es “la aplicación conjunta de algunas ciencias biológicas y ciencias de la ingeniería para asegurar entre el hombre y el trabajo óptima adaptación mutua con el fin de incrementar el rendimiento del trabajador y contribuir a su propio bienestar”. En esta definición nos podemos encontrar con aspectos esenciales de este concepto que han servido para desarrollar esta disciplina; con ello también surgió la inquietud de otros pensadores por definir esta idea, podemos encontrarnos con Murrell, Grandjean, Wisner, McCormick, entre otros; incluso la Real Academia Española define este pensamiento como el “estudio de datos biológicos y tecnológicos aplicados a problemas de mutua adaptación entre el hombre y la máquina”.

En pocas palabras es una disciplina que trata de la interrelación que puede existir, entre los seres humanos y otros elementos de un sistema; con el objetivo de garantizar el bienestar de este y así asegurar el resultado deseado de manera general dentro de una actividad. En este pueden influir varios aspectos para que los empleados realicen de manera adecuada su trabajo, como la carga física del trabajo, la carga mental de trabajo, las condiciones ambientales, o los aspectos organizativos (ruido, ritmos, jornada, turnos, etc.), la comunicación que exista de manera interna, y esto es lo que se conoce como un sistema de trabajo, de aquí puede derivarse el comportamiento y bienestar de las personas que forman una organización.

De hecho, se encuentra una organización específica destinada a sostener esta disciplina, la cual es la Asociación Internacional de la Ergonomía, para apoyar a a las distintas instituciones u organización a identificar, analizar y reducir riesgos en el medio laborar, o poder adaptar el puesto de trabajo al empleado que lo utiliza, pero también coadyuvar a la evolución en las situaciones de trabajo, introducir nuevas tecnologías y aumentar de esta manera la motivación en el trabajo.

Fuente: Ergonomía y Psicosociología, González Maestre Diego, 4ª Edición, FC Editorial. Cuidate Plus, 2017

Autor: Lic. Emma Araceli Contreras García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *