Inocuidad Alimentaria

Inocuidad Alimentaria

Existen enfermedades que se transmiten a través de los alimentos, llamadas ETAS, y pueden producirse en diferentes etapas de la cadena alimenticia, desde que se cosecha el alimento hasta que llega al consumidor, una vez que se ingiere un alimento contaminado, puede provocar un impacto en la salud pública y gran daño económico en los establecimientos donde se preparó ese alimento y precisamente en el año 2003 la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) presentó al Comité de Agricultura, Pesca y Seguridad Alimentaria, un documento en el cual se establecía una estrategia de elaboración y fortalecimiento, enfocándose a la calidad e inocuidad de los alimentos, en donde se verían involucrados instituciones de gobiernos, los productores de alimentos y los consumidores, con el fin de promover y garantizar estos dos conceptos así como la salud y la seguridad alimentaria.

Podemos definir Inocuidad Alimentaria como la situación en la que un alimento, no causa ningún tipo de daño y que incluye los controles de los peligros físicos, químicos y biológicos, de esta manera, se puede disminuir la incidencia de enfermedades transmitidas por alimentos.

Aunado a esto, existe una norma específica para determinar los Sistemas de administración de la inocuidad y seguridad de los alimentos, la cual es, la norma ISO 22000:2018, cuya implementación trae como beneficio: Proporcionar regularmente alimentos y productos inocuos al igual que los servicios que satisfagan los requerimientos del cliente, los legales y los aplicables, también puede abordar los riesgos asociados con sus objetivos, que puede permitir a cualquier organización desde una granja hasta grandes empresas, relacionadas con la cadena alimenticia, poder implementar los elementos desarrollados externamente en su SAIA.

En la medida que los sistemas alimentarios se puedan hacer más complejos, aumentando así su integración y el comercio internacional de alimentos, podrá ser cada vez más complicado para los países resolver los problemas de inocuidad individualmente, requiriéndose por lo tanto un esfuerzo de colaboración internacional encaminado a elaborar estrategias integrales y preventivas.

 

Fuente:

Norma ISO 22000:2018

Blasco López Gabriela, Inocuidad Alimentaria, 2018

Los ámbitos normativos, la gestión de la calidad y la inocuidad alimentaria: una visión integral, Agroalim. Vol.12 No.24, 2007

 

Autores:

Lic. Emma Araceli Contreras García/Mtro. Mario Eduardo Hernández Uscanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *